• Noticia destacada

Reclamamos docentes de refuerzo y autonomía de los centros para organizar la docencia en La Palma


20 Oct, 2021

Varios días después de retomar la actividad lectiva en los municipios afectados por la erupción volcánica en la isla de La Palma se hace evidente que se hace necesario el nombramiento de profesorado de refuerzo para atender al alumnado y recuperar la formación perdida. Así, hemos solicitado por escritor a la Administración que nombre, con carácter de urgencia, al menos a 8 volantes para los centros de Infantil y Primaria, 6 para los IES y el CEO (diferentes ámbitos) y 3 orientadores.  

Asimismo, también hemos planteado que es necesario otorgar mayor autonomía a los centros educativos para organizar la docencia. Desde ANPE Canarias hemos recibido numerosas peticiones por parte de los equipos directivos implicados para que la Consejería de Educación permita combinar la docencia presencial con la semipresencial o la formación online

La situación de cada centro y de cada etapa educativa es distinta en función de parámetros como las instalaciones o las ratios alumno docente en el aula. Ahora mismo, permanecer seis horas seguidas, sin salir a las canchas en ningún momento ni abrir las ventanas por la presencia de ceniza, va en contra de las medidas para evitar los contagios en el aula. Pero, además, no poder ventilar y tener que hacer absolutamente todo -incluidas las comidas- dentro del aula, genera situaciones complicadas que pueden solventarse haciendo uso de las nuevas tecnologías. 

Por otro lado, además de flexibilizar la modalidad de docencia o permitir que se reduzca el horario lectivo presencial mientras dura la emergencia, la Consejería es responsable de dotar a la comunidad educativa de mascarillas y gafas de protección, en número suficiente y adaptadas a todas las edades. Hasta la fecha solo se han entregado cuatro mascarillas por miembro de la comunidad educativa, todas del mismo tamaño, es decir, inutilizables para el alumnado de Infantil y Primaria. Hemos exigido que esa dotación se incremente y se mantenga mientras sea necesario.

Por último, como ya hemos reivindicado desde que conocimos el protocolo elaborado para la vuelta a las aulas en estos centros, es imprescindible que se establezca una figura externa a los centros educativos encargada de informar a los equipos directivos de los cambios que experimente la calidad del aire y de las implicaciones que se derivan.