• Noticia destacada

Las juntas de personal piden una mesa sectorial urgente para abordar el déficit de plazas públicas del máster del profesorado


26 Jul, 2022

Las juntas de personal docente no universitario de las dos provincias piden a la Administración la convocatoria de una mesa sectorial urgente para abordar el déficit de plazas del máster del profesorado en las dos universidades públicas de Canarias. 

Representantes de estos órganos se han reunido este martes con la rectora de la Universidad de La Laguna (ULL), Rosa María Aguilar, para plantearle la necesidad de que se incrementen las plazas del máster del profesorado para el próximo curso, dado que la demanda es muy superior a la oferta. Además de los egresados que salen cada año de las universidades, ahora mismo existe un elevado número de docentes interinos que no poseen la titulación y que necesitan obtenerla para poder seguir ejerciendo la docencia en la enseñanza pública canaria.

El decreto ley de medidas urgentes del año 2020 permitió de manera exepcional y temporal trabajar de manera interina en centros públicos de las Islas sin estar en posesión del máster. Con la desaparición de las circunstancias extraordinarias causadas por la pandemia, necesitan la titulación a la mayor brevedad posible para continuar impartiendo clases.

El número de plazas ofertadas por las dos universidades públicas canarias en los últimos años para la obtención del título oficial de formación pedagógica y didáctica de posgrado ha sido del todo insuficiente para cubrir la demanda existente. Para el próximo curso, hay 3.027 personas prematriculadas (430 más que el año anterior) y solo 610 plazas en total entre la ULL y la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC), lo que supone que, si no se toman medidas, se quedaría sin poder cursar el máster casi el 80% de las personas preinscritas, un porcentaje sensiblemente superior al del curso pasado.

Para los órganos de representación del personal docente no universitario del Archipiélago, es necesario que se garanticen plazas públicas suficientes en la formación de posgrado requerida para impartir docencia, dado que, entre otras cosas, el precio de la misma titulación en las universidades privadas con sede en las Islas puede multiplicar hasta por diez el de la ULL y la ULPGC, como ha señalado recientemente en comisión parlamentaria la consejera de Educación.