• Noticia destacada

Ronda de contactos con grupos parlamentarios para exigir que la educación y la profesión docente sean prioridades políticas


23 Oct, 2020

pedro-crespo--izqda---maría-perera-y-víctor-gonz

Nuestro sindicato ha iniciado esta semana la ronda de contactos con los grupos parlamentarios para trasladarles nuestras demandas en materia educativa y solicitarles apoyo para mejorar el sistema público de enseñanza y las condiciones laborales del profesorado. El objetivo de estas reuniones es instar a los diputados a promover un aumento de la inversión educativa en los próximos presupuestos de la Comunidad Autónoma y promover modificaciones de aspectos que consideramos claves para el funcionamiento de la profesión docente.

La primera de estas reuniones tuvo lugar ayer, en este caso con los representantes de CC-PNC, y mantendremos dos encuentros más el próximo martes con los integrantes del Grupo Socialista y el Grupo Mixto (Ciudadanos). Estos grupos son los que, hasta la fecha, han respondido al llamamiento efectuado que hemos efectuado a todas las formaciones con representación en el Parlamento de Canarias.

En el encuentro estuvieron presentes el presidente autonómico de nuestro sindicato, Pedro Crespo, el presidente de la provincia de Santa Cruz de Tenerife, Víctor González, y la presidenta de la provincia de Las Palmas, María Perera.

Los tres representantes de ANPE manifestaron la necesidad de que se dispongan las partidas necesarias -tanto para el próximo año como para nutrir el Plan Reactiva Canarias-, de forma que se dote a la educación pública de los recursos indispensables para su correcto funcionamiento. En la actualidad, con la batalla que nos ha tocado librar como consecuencia de la pandemia de coronavirus, todos estamos comprobando cómo de importantes son los servicios públicos y lo necesaria que es la educación para diversificar, en la medida de lo posible, nuestra economía. Por todo ello, apelamos a la responsabilidad y compromiso de los diputados con el presente y el futuro de nuestro territorio, e instamos a que los grupos trabajen para que la educación canaria no quede, una vez más, relegada a un segundo plano. La posibilidad de endeudamiento de la Comunidad Autónoma y de disponer de fondos europeos es una buena noticia, pero hemos advertido de que no lo será si no somos capaces de invertir en educación y propiciar las grades transformaciones que requiere nuestra sociedad.

En el contexto actual, valoramos el esfuerzo del Gobierno canario por aumentar en más de 2.500 docentes la plantilla actual, pero advertimos de que estas cifras no son suficientes, puesto que el Archipiélago ya presentaba un déficit estructural de profesionales sus aulas. Además, en la actualidad, esos trabajadores cuentan con un nombramiento efectivo hasta el 22 de diciembre. Su presencia seguirá siendo necesaria todo este curso, porque no se dispondrá de vacunación masiva, pero, también, el próximo. La bajada de las ratios en nuestra Comunidad Autónoma es crucial para corregir los indicadores educativos de abandono educativo escolar (actualmente sobrepasa el 19%) y de idoneidad (la tasa de repetición de Canarias es más elevada en todos los niveles educativos medidos por el Ministerio de Educación y Formación Profesional). No podemos prescindir de estos docentes.

La atención en grupos pequeños y la puesta en marcha de programas de refuerzo es una urgencia después de que los centros educativos permanecieran seis meses cerrados. No obstante, el sindicato recuerda que antes de la crisis sanitaria ya eran la fórmula más adecuada para mejorar la formación de las generaciones de canarios y canarias que se forman en la escuela pública (más del 80% del alumnado).

Por todo esto, hemos planteado una serie de medidas irrenunciables, algunas para ponerlas en marcha con carácter inmediato y otras a medio plazo, entre las que destacamos las siguientes:

- Incremento de la inversión porcentual y de la inversión por alumno. La bajada del Producto Interior Bruto en Canarias puede implicar un aumento “irreal” de la financiación educativa que debe corregirse en los Presupuestos Generales de la Comunidad Autónoma. La Ley Canaria de Educación no universitaria establece que en 2022 debe alcanzarse una inversión de al menos un 5% del PIB en educación. Hasta la fecha hemos estado lejos de esa meta.

- Nuevo sistema de listas de empleo docentes. El Decreto 74/2010 de listas de sustitución continúa vigente, aunque se suspende cada año a través de la Ley de Presupuestos. Es urgente que se diseñe un nuevo modelo de listas de sustitución acorde con la realidad del sistema educativo. En el caso de que no se produjese la modificación normativa a tiempo, solicitamos que se vuelva a reproducir las medidas incluidas en el articulado de los presupuestos de 2020 a los efectos de evitar la aplicación del Decreto 74/2010.

- Abono de las mensualidades de verano a los docentes interinos que cuenten con más de 5 meses y medio de servicio ese curso. En las leyes de presupuestos de los últimos años se ha dejado en suspenso el acuerdo existente para realizar este pago.

- Dotación de una partida específica para contratar a personal sanitario (enfermería escolar) en los centros educativos.

- Oferta de empleo público docente. En la actualidad, el porcentaje de interinidad en Canarias supera el 40%, lo que pone en evidencia la urgencia de convocar procedimientos selectivos que tengan en cuentan tanto la tasa de reposición (jubilaciones) como la de estabilización (plan para la reducción de la interinidad en todo el país)

- Plan de infraestructuras educativas para el Archipiélago

-  Incremento de la oferta formativa en Bachillerato, FP, Adultos e Idiomas, sobre todo en aquellas ramas de FP que más demande el tejido productivo de nuestra Comunidad Autónoma

- Apuesta “real” por la FP Dual, más allá de las campañas de publicidad.

- Puesta en marcha de una estrategia para la reducción de la carga burocrática del profesorado en los centros.

- Formación del profesorado en su jornada laboral.

- Asistencia psicológica y jurídica por parte de la Consejería al profesorado agredido.

- Incremento de la oferta formativa en Bachillerato, FP, Adultos e Idiomas, sobre todo en aquellas ramas de FP que más demande el tejido productivo de nuestra Comunidad Autónoma.

-  Organización de planes de seguridad por especialistas en los centros.

-  Incremento de las actuales medidas de atención a la diversidad del alumnado

- Posibilidad de que el docente disponga de un permiso cuando se tiene a un hijo o hija menor en situación de enfermedad o en situación de confinamiento o cuarentena.