• Noticia destacada

Exigimos que los presupuestos canarios incluyan una partida para mantener a los docentes covid todo el curso


25 Sep, 2020

Exigimos que los presupuestos de la Comunidad Autónoma para 2021 incluyan una partida económica para mantener la contratación de “docentes covid” todo el curso. Este profesorado ha sido nombrado hasta el 22 de diciembre para desempeñar labores de refuerzo, pero, en la práctica, están asumiendo el mismo trabajo que cualquier otro compañero y muchos, incluso, son tutores de grupo, lo que hace inviable que puedan concluir su labor en tres meses. 

No entendemos que estos profesionales solo estén nombrados hasta final de año, puesto que están desempeñando tareas idénticas a cualquier otro docente. Y esas tareas, o esas tutorías, seguirán existiendo en enero. Igualmente, sabemos que a principios del próximo año tampoco habrá vacuna disponible y continuaremos en situación de pandemia.

Más de 2.000 docentes han sido nombrados este curso para aumentar las plantillas y ayudar al cumplimiento de las medidas sanitarias impuestas por la situación actual. Sin embargo, la organización sindical ha constatado que muchos de esos docentes están desarrollando tareas idénticas a las del resto del profesorado. No podemos permitirnos profesorado low cost. Debemos poner en valor la enseñanza pública de una vez.

Las elevadas ratios alumno profesor que soporta la enseñanza pública no universitaria en las Islas lastran el progreso de la Comunidad Autónoma. La organización considera que ahora, en plena pandemia, Canarias tiene la oportunidad de rebajar esas cifras y atender de manera más personalizada al alumnado más rezagado, garantizando la igualdad de oportunidades.  “Estos refuerzos de plantilla no deben ser coyunturales, sino estructurales, porque el déficit de profesionales que arrastra nuestro sistema tiene repercusiones negativas para toda la sociedad”, concluye Crespo.

Además, el sindicato también ha trasladado su malestar a la Consejería por haber llevado a cabo nombramientos covid antes de terminar de asignar las vacantes a 31 de agosto. Eso significa, en la práctica, que la Administración ha nombrado a docentes con mejor orden de derecho en las listas para trabajar, a priori, durante tres meses y, en cambio, ha asignado puestos que se prolongarán durante todo el curso a docentes que estaban peor posicionados en las listas de sustitución. Todo esto se solucionaría si no tuviéramos docentes de primera y docentes de segunda clase. La Consejería de Educación tiene que asumir su responsabilidad y solucionar esta situación.